Buenos días!!

Como os comenté en un post anterior, cuando mi hermano fue un fin de semana a Santander, me trajo unos tuppers de mi madre, y entre ellos vino un tupper de patatas a la riojana. No estoy seguro de que sea la receta tradicional, así que espero que aquellos que sepan cuál es la manera original de hacer este plato nos perdone, pero esta es la forma en la que las hacemos en mi casa…

Qué ganas!!

Ingredientes para dos personas:

Medio kilo de patatas “cascadas” (más o menos, si os gustan mucho las patatas pues echad unas pocas más)

Una cebolla roja pequeña (si no os gusta mucho la cebolla roja, cambiadla por una blanca pequeña)

1 o 2 dientes de ajo (en función del tamaño)

1 pimiento rojo en cuadraditos

Una hoja de laurel

Una cucharada de pimentón (picante, dulce o mezcla de los dos, esto es al gusto)

Unas cuantas rodajas de chorizo (no uséis un chorizo muy curado, porque si no se queda muy duro)

Agua o caldo de pollo.

Aceite, sal y pimienta

Dificultad: baja

Tiempo de preparación: 30/40 minutos

Las patatas he comentado en los ingredientes que tienen que ser “cascadas”, es decir, en lugar de cortar con el cuchillo las patatas hasta el final, consiste en introducir un poco el cuchillo y hacer “cuña” para que la patata casque. Os dejo un link de cómo hacerlo, espero que lo veáis bien. Si no siempre podréis cortar las patatas en cubitos de la manera normal.

Cascar patatas:

https://www.cocina.es/2014/01/30/que-es-cascar-patatas-y-para-que-se-hace/

Pues esto es tan fácil como poner en una olla un poquito de aceite y empezar a pochar un par de minutos la cebolla y el pimiento (acuérdate de limpiarlo y quitar bien las pepitas), añadir y sofreír el ajo durante un minuto. Con esto ya tenemos la base.

Empecemos!!

 

Añadimos el chorizo y dejamos que se haga durante otro minuto más o menos. El chorizo, cuanto mejor sea, mejor saldrá el plato, porque le dará mucho sabor, así que merece la pena gastarse un poquito más y comprarlo en la carnicería. Aquí es cuando añadimos la hoja de laurel, sal, pimienta,  las patatas “cascadas” y el pimentón. Y removemos bien durante otro minutillo.

A continuación, echamos en la olla el líquido a temperatura ambiente, no es necesario calentarlo (agua o caldo de pollo o agua con una pastilla de caldo concentrado, esto como prefiráis). La cantidad no la he añadido en los ingredientes porque dependerá de la olla, de la cantidad que estéis haciendo…. Lo que hay que hacer con ello es cubrir las patatas con el líquido.

Hay que llevarlo a ebullición, y cuando empiece a hervir, se baja la temperatura a un nivel medio/bajo, para que se haga despacito, durante unos 20 minutos. Pasados 10 minutos o algo más, se prueba a ver cómo está de sal, y se corrige en caso necesario. *Es mejor echar menos cantidad al principio y corregir después, puesto que el chorizo y el pimentón van a dar mucho sabor al guiso, y es mejor quedarse corto que pasarse!!!

Y ya está, sólo queda ponerlo en un plato, acompañarlo con un vasito de vino (un rioja en homenaje a las patatas), un trocito de pan y por supuesto una cuchara!!

Espero que hagáis este plato en esos días grises, en los que lo único que nos alegra es un buen plato de cuchara bien calentito!!

Un saludete!!