Buenos días!

Hoy volvemos con una experiencia gastronómica. En esta ocasión, en pleno centro de Madrid, descubrimos el otro día una pizzería. No son pizzas con ingredientes muy sofisticados, el local es pequeño, pero… siempre está lleno!! Y si hay un sitio lleno, es porque es bueno, barato o como en este caso bueno y barato!! Hablo de la Pizzería Vesuvio en calle de Hortaleza 4, Madrid.

La verdad que esta entrada va a ser cortita, puesto que todos sabemos lo que es una pizza y no hace falta ningún tipo de presentación del plato…

Pero he querido dar a conocer (para los que aún no lo conozcáis) esta trattoria que lleva en Madrid desde 1979, siendo “la pizzería tradicional más antigua de la capital”. De verdad que aunque todo el mundo piense que es muy fácil de hacer una buena pizza, éstas merece la pena probarlas.

Cuando fui ya tenía referencias muy buenas del sitio, pero tenía la curiosidad de ver si realmente esas opiniones tenían algún fundamente, y sí, la verdad es que eran reales.

Al llegar, lo que se ve es un local pequeño y estrecho, pero que tiene un montón de clientes. Y no sólo dentro!! Puesto que tienen una ventana por la que atienden los pedidos para llevar.

Foto obtenida de salir.com

Cuando consigues encontrar un sitio en una de las dos barras, toca decidir si quieres pizza o pasta. En nuestro caso decidimos coger pizza, así que nos pusimos a ojear la carta a ver qué pedíamos. Cuando están decididas y las pides, se ponen a manos a la masa (nunca mejor dicho) y en unos minutos tienes las pizzas sobre un plato de madera en tu mano!!

Me diréis que no tienen una pinta espectacular!! Alguno me dirá, parece que son pequeñas, poca cosa… En serio, probadlas, no os vais a quedar con hambre (a no ser que seáis de los que se comen dos “pizzas medianas del telepi” del tirón… Pero os digo, para las personas normales, os costará terminar el último trozo.

Después de estar en el Vesubio, lo comenté con un compi de curro, y al día siguiente me mandó la siguiente foto…

Y les pregunté qué les habían parecido, a lo que me contestaron:

Es la mejor forma de demostrar que hay que hacer una visitilla a esta trattoria.

Yo la verdad es que me he quedado con ganas de probar también la pasta…

Alguien quiere ir a tomar un plato de pasta¿? Ya sabéis dónde encontrarme!!

 

Un saludete!