Buenos días,

Hoy vengo a contaros una receta de un pan de pueblo (un pan de hogaza o como lo queráis llamar jejeje) con un relleno estilo pizza. Es una receta súper fácil, súper rápida y que podréis utilizar en una cena con amigos, para picar un poco todos.

OJO!! Es un plato que llena, así que no es apto para cenar uno sólo…

Bueno pues como os he comentado, es algo fácil y rápido, así que empezamos con ello!!

Ingredientes:

1 pan de pueblo, o de hogaza

Y los ingredientes que más os gusten. En este caso, está hecho con:

Unas lonchas de jamón cocido

Unos trozos de mozzarella fresca

Unas aceitunas en láminas

Unas lonchas de jamón serrano

Unas rodajas de queso de cabra

Queso rallado

Tomate frito (mejor si es casero obviamente…)

Pan de pita o pan sin más (yo he usado del de pita que tenía en casa abierto, y así no se me pone malo…)

Ajo en polvo

Pimienta

Aceite

 

Dificultad: Si sabes cortar pan e ingredientes y encender un horno…es muuuuuy fácil

 

Pues comenzamos!!

Cortamos la tapa del pan, para llegar a su deliciosa miga… de la que nos vamos a deshacer (os la podéis comer, no es necesario tirarla, que eso es pecado!!).

En mi caso, quise realizar en un mismo pan dos rellenos distintos, por lo que dejé un poco de miga en el medio, pero si no os queréis liar, toda la miga fuera!!

Eso sí, con cuidado de no romper la corteza, que sino luego se sale todo…

La “tapa” del pan, la dejamos a un lado, para usarla más tarde.

Con el resto qué hacemos ¿? Pues igual que si fuera una pizza, empezamos con una capa de tomate sobre el pan.

Una vez que tenemos toda la base de un rico color rojo, seguimos con los ingredientes que hayáis escogido, que en mi pan es jamón cocido y jamón serrano:

Después un poquito de queso encima:

A mí las aceitunas me gustan mucho, incluso en la pizza, así que unas aceitunas cortaditas y un “extra” de queso rallado…

Y voilá! Ya tenemos el pan listo y preparado para meter al horno.

Lo metemos en función del horno unos 10/15 minutos a una altura media.

El pan, al estar ya cocido, no necesita tostarse mucho por lo que si veis que se empieza a poner moreno… tapadlo con un poco de papel de aluminio, para que el calor haga que se funda bien el queso, pero que no nos queme nuestro pan.

Estuve pensando que me gustaría que el pan fuese un poco más llamativo, así que se me ocurrió hacer unos palitos de pan de ajo. Recordé que tenía unos panes de pita en la nevera, que tenía que comer, para que no se pusiesen malos…

Así que cogéis la tapa del pan, y los panes de pita (o simplemente unas rodajas de pan normal, que puede ser incluso de días anteriores, siempre y cuando no tenga moho…), los humedecéis con un poquito de agua, un chorrito de aceite, pimienta y una buena cantidad de ajo en polvo.

Y al horno!!

Estos panes, sí que tienen que tostar un poco, para que se impregne bien el sabor y queden crujientes!!

Una vez que tengamos los panes bien “triscones” los cortamos en tiras y listo!

Espero que lo disfrutéis, y que lo variéis!! En vez de tomate, un poco de salsa barbacoa, con carne picada, un poco de cebolla, jamón, beicon, y tenéis un pan relleno de pizza barbacoa!!

Un saludete amigos!!