Buenos días,

Tras unas cuantas semanas/meses sin haber publicado nada, por motivos ajenos a mi… vuelvo a la palestra!!

Hoy vengo con una Experiencia Gastronómica muy crujiente. Si eres de esas personas que adoran el crujiente y delicioso sabor del hojaldre… entonces tu sitio es La Hojaldrería (Calle Virgen de los Peligros, 8, 28013 Madrid 910 59 91 53).

Logo

 Todos sabemos que el mejor hojaldre de España se hace en una pequeña comunidad del norte, conocida por sus anchoas y sobaos, sí has acertado, en Cantabria.

Pero desde hace un tiempo los que estén por Madrid también lo pueden disfrutar. Traído de la tierruca, de mano de Estela Gutiérrez Fernández (de una familia con gran tradición con el hojaldre), es un restaurante que dará que hablar…

Y es que uno de mis últimos descubrimientos es uno de esos sitios únicos en Madrid, un lugar donde poder desayunar, comer, merendar y cenar hojaldre, tanto dulce como salado.

La Hojaldrería se encuentra en el centro de Madrid, muy cerquita de Sol y de la Gran Vía.

Al pasar por la calle Virgen de los Peligros, el olor del hojaldre recién hecho te comienza a llenar y te guía hasta la entrada de la Hojaldrería.

Al entrar su decoración te transporta a finales del siglo XVIII o principios del siglo XIX, con un estilo rococó y colores entre dorados y blancos. Todo perfectamente pensado y ejecutado.

Una vez sentados (habíamos hecho reserva previa desde su web, puesto que es recomendable reservar para no quedarte con las ganas…), nos trajeron la carta, que por supuesto está prácticamente compuesta por platos cuyo ingrediente clave es lógicamente el hojaldre.

Para comer, existe la opción de menú (que incluye una ensalada o una sopa + plato principal + bebida) o hacer como hicimos nosotros y probar los platos de la carta directamente.

Tras tomar nota de nuestros platos y mientras se va haciendo la magia del hojaldre en el horno, nos pusieron un pequeño aperitivo, para que la espera no fuese tan dura.

El inicio de nuestra experiencia gastronómica en la Hojaldrería fue un vol-au-vent de salmón con ajo blanco que estaba delicioso.

Vol-au-vent salmón

Con este pequeño bocado ya te vas dando cuenta de la grandísima calidad del hojaldre de este lugar único en Madrid.

Nos avisaron de que tendríamos que esperar un poco para nuestros platos principales, puesto que el hojaldre lleva su tiempo, no se puede dejar ni muy crudo ni muy hecho, tiene que estar en su punto exacto, por lo que pedimos también una ensaladita.

Ya, ya sabemos que ir a una Hojaldrería y pedir una ensalada es como ir a una frutería a comprar pescado, pero nos llamó la atención la ensalada de cogollos con vinagreta de calabaza y mango con sésamo Jajaja

Ensalada de cogollos con vinagreta de calabaza y mango con sésamo

A pesar de que parece un plato sencillo, la vinagreta de calabaza y mango es una pasada. Combina perfectamente con los cogollos dándole un toque muy exótico. La verdad es que quedamos encantados con nuestra elección.

Ya nos comenzaba a llegar el olor desde la cocina del hojaldre recién horneado, cuando nos trajeron nuestro primer plato: Pizza hojaldrada de burrata, jamón y salsa tartufata.

Si eres fan de las pizzas de Telepizza/Domino’s… y demás empresas similares, esta no es tu pizza.

Esta es una pizza para disfrutarla en cada bocado, no para engullir sólo por llenar el estómago viendo la tele.

Los ingredientes de la pizza pueden parecer los típicos de una pizza de jamón y queso, pero os digo: la calidad del jamón, la suavidad de la burrata y el delicioso sabor a trufa, sobre un base de hojaldre crujiente con todo el sabor de la mantequilla… Hacen que esta pizza sea un plato a probar sin lugar a dudas en la Hojaldrería.

Pizza

No os dejéis confundir por la aparente sencillez de este plato, os aseguro que os sorprenderá muy gratamente.

Pero aún quedaba la estrella de la corona, el MUST de la Hojaldrería, el plato que todo restaurante que se precie debería de tener… EL INSUPERABLE WELLINGTON.

Vale, sí, todos habéis comido un Wellington, de mejor o peor calidad, pero este es único!!

Wellington

Carne de vaca en su punto perfecto, acompañada de champiñones, cebolla y lechuga, con foie, eggchup, trufa negra y envuelto en un hojaldre espectacular; acompañado de un demi-glace de carne con el que bañar este manjar… sin palabras.

Wellington

Pero no queda ahí la cosa, como acompañante de excepción a este Wellington, nos encontramos con una patata hojaldrada. ¿Qué es eso? Pues un hojaldre hecho de patata, con todas las hojas que esperarías en un hojaldre e igual de crujiente… Delicia!

Patata Hojaldrada

Y ese fue el gran final de nuestra comida… Vaaaaale, no os voy a mentir, era imposible terminar una comida en la Hojaldrería sin tomar un postre…o dos.

Tienen diferentes postres hojas abiertas, tartaletas, tartaletas clásicas, helado… Pero nosotros nos decantamos por dos postres que dejan un gran sabor de boca para el resto del día.

Por un lado, un milhojas de cremoso de chocolate y toffee de café. Pues bien, el crujiente del hojaldre, sumado a la dulzura del relleno, hace de este postre un clásico reinventado, de manera perfecta.

Milhojas de cremoso de chocolate y toffee de café

Y como colofón final… Tartaleta de chocolate banco, frambuesas fresas y en sorbete.

Este es uno de los mejores postres que he probado en mucho tiempo…

Una tartaleta compacta y crujiente, rellena con sorbete de frambuesas y frambuesas frescas, cubierta de una maravillosa crema de chocolate blanco, y como guinda, un cristal de azúcar.

Tartaleta de chocolate banco, frambuesas fresas y en sorbete

Como podéis ver, es un postre que se podría ver en cualquier restaurante con estrella Michelín!! Maravilloso!!

Una vez nos levantamos y fuimos a pagar nos fijamos en las palmeras que tenían en el escaparate, de chocolate, de yema, al natural… No pude resistirme y compré de todos los tipos, para comer en mi casa, para llevar al trabajo… Mi perdición…

Por supuesto, la atención es magnífica, si tenéis alguna duda o necesitáis consejo, no dudéis en preguntar!

Así que os recomiendo encarecidamente, que conozcáis la Hojaldrería, que vayáis a desayunar, a comer, merendar o cenar, que os acerquéis a comprar una palmera o un dulce…

La Hojaldrería os enamorará!!

Dejad comentario si os pasáis por allí!!

 

Un saludete y hasta pronto!!